octubre 22, 2015

_

Leo Anderson   [El Líder de Expedición]

Anderson tomó siete hombres con él adentrándose en Yucatán. Dos volvieron – más o menos. Técnicamente, tres hombres lograron salir de esa jungla vivos, pero Mitch Brown no era más exactamente el mismo. De hecho, ahora es un imbécil loco, y ha sido enviado fuera del asilo.

Leo no pudo leer las tablas que encontraron en aquellas ruinas – solo el Dr. Volk pudo, de los siete de ellos – pero sostenía las notas del buen doctor en su mano. Las que Volk tomó antes de volverse demente. Antes de que matara a dos de los hombres de Anderson.

Ahora Anderson arriba en barco y es avisado de que el Dr. Philips, el hombre que organizó la expedición a Yucatán en primer lugar, está muerto. Philips está muerto, y eso deja a Anderson sujetando los garabatos de un asesino lunático – garabatos con la fecha de hoy circulada con sangre.

Arkham Horror ______


Leo Anderson se ha pasado toda la vida entrando en los rincones más letales y desconocidos del mundo. Ha perdido a gente buena por el camino. A algunos se los lleva la fiebre; a otros, las bestias salvajes. Tras una reciente y desastrosa empresa en el Yucatán, Leo apenas logró volver con vida a Buenos Aires. Está harto de enterrar a la gente que confió en él. Pero aún no ha terminado su trabajo. El mundo está en peligro, y llorar mientras bebe no va a arreglarlo. Ha contratado una ayuda a sueldo, y por la mañana volverá a la naturaleza.

“No os pareís. Podéis morir cuando no sea asunto mío.”

Eldritch Horror ______



[Carta Historia Personal]
 

La Nueva Misión Vamos a Trabajar La culpa de Leo

"Escuchen. No les mentiré. Esto hará que lo de Yucatán parezca una caminata." Leo tiró de su collar y se inclinó.
"Pero no es ninguna mentia tampoco: Les necesito. Arkham les necesita. Joder, el mundo les necesita. No vamos tras riquezas, y no vamos tras una civilización perdida esta vez. Saldremos a salvar el mundo, simple y llanamente. Están conmigo?"
"Está bien, gente. Todos saben lo que le toca. Pongámonos a trabajar." "Hombres buenos siguen muriendo bajo mi cuidado." Anderson sujetaba sus enormes manos juntas y miraba dentro de las flamas. "Eso se acaba ahora."

No hay comentarios:

Publicar un comentario