octubre 28, 2015

_

Dexter Drake    [El Mago]

Tras regresar de su breve estancia en el ejército durante la Primera Guerra Mundial, Dexter se volvió un mago de escenario, y probó ser muy exitoso en su oficio, pero siempre anheló descubrir magia verdadera. Y como dicen, ten cuidado con lo que deseas. Años después, en una tienda deteriorada, Dexter encontró un quemado y rasgado fragmento del mismísimo Necronomicon. Intrigado por esta antigua pieza de conocimiento oculto, Dexter comenzó a emplear su riqueza en busca de la verdad acerca del antiguo saber, y lo que encontró lo horrorizó.

Ahora, mientras más aprende, menos quiere saber, pero sus estudios le han llevado a creer que un gran mal pronto se alzará en Arkham. Sabe que él podría ser la única persona con la habilidad de detener a este mal de engullir el mundo, así que ha venido a este pueblo durmiente para hablar con el propietario de la Ye Olde Magick Shoppe, una de las pocas tiendas de magia que tienen conocimiento verdadero, y no los meros trucos de escenario que una vez estudió.

Arkham Horror ______


Cuando la Gran Guerra terminó, Dexter fué a convertirse de soldado a un mago de escenario. Su carisma y talentos sin paralelo rapidamente fueron elogiados alrededor del mundo. Mientras visitó los exóticos rincones del mundo amasó una colección de genuino conocimiento oculto. Pronto, Drake se convirtió en un maestro de la mágia real tal como lo era de las ilusiones en el escenario. Eventualmente, su estudios arcanos revelaron un poder oscuro aumentando en fuerza. Ahora en Tokio, Drake emplea sus noches actuando y sus días deteniendo el fin del mundo.

"No tengas miedo. He empleado mi vida entera haciendo lo imposible."

Eldritch Horror _____



[Carta Historia Personal]
 

Drake el Grande Hechicero Farsa

Estaba claro que lo de Drake el Grande estaba sobre su cabeza.
No había ninguno que le igualase en la puesta en escena e ilusiones, pero cuando llegó a lo verdadero...
Bueno, Dexter lo admitió, cuando llegó a la mágia genuina él era un talentoso amateur, como mucho.
Desafortunadamente, se volvió abundantemente claro  que un talentoso amateur no era lo que el mundo necesitaba ahora. Era hora de nadar o hundirse.
Hojeando la edición del Necronomicón de John Dee, Dexter sonrió. "Ahh," dijo. "Justo!" "Es mágia verdadera?" El chico contemplaba, los ojos entornados.

"No quieres ver mágia verdadera, hijo. Nadie quiere."

No hay comentarios:

Publicar un comentario