octubre 27, 2015

_

"Ashcan" Pete    [El Vagabundo]

Cuando has estado viviendo en las calles tanto como Pete lo ha hecho, ves cosas. Cosas que podrían llevar a hombres valientes a gritar en la noche. Pero también aprendes a estar callado, a permanecer oculto, y a actuar a ser estúpido si todo lo demás falla. Ayuda también el tener un buen perro, como Duke, para ahuyentar los elementos más malos de la calle.

Desafortunadamente, esta vez, Pete no puede esconderse, y no hay nada que Duke pueda hacer para protegerlo. Sus pesadillas han estado creciendo permanentemente a peor durante el último mes, conduciéndolo todo el camino hasta aquí… a Arkham. Incluso el whiskey ya no le ayuda mucho. Pronto, no será capaz de dormir completamente. Aún así, siempre hay oportunidades para un hombre que sabe como estar callado… siempre que no sea demasiado exigente.

Arkham Horror _______


Desde el comienzo de sus sueños proféticos, Pete ha estado montado las vias con su viejo sabueso Duke. Ha visto lo mejor y lo peor del mundo y ha tomado ambos con calma. Ultimamente, pareciera como si cada ciudad donde se deja caer está sufriendo. Algunas veces una inundación; otras veces un incendio. Cuando cierra los ojos, puede oir cada alma descorazonada pidiendo ayuda. Pero cuando ha puesto los pies aquí en Oulu, vió una ciudad que se reconstruia después de incendiarse. Pete considera que si puede descifrar el origen de toda esta matanza, puede ayudar a aquellos que lo necesiten más.

"Puede que sea peligroso ahí fuera, pero algunas almas solo tienen que vagar."

Eldritch Horror ______



[Carta Historia Personal]
 

Pesadillas Poderosas Dulces Sueños Pesadilla Viviente

Las pesadillas se mantienen llendo a peor y a peor. Las últimas dos noches Pete despertó cubierto en sudor. Incluso Duke ha empezado a gemir y lloriquear en sueños.
Tenían que ser más que sueños. Tenía que haber algún tipo de verdad allí fuera, oculta en sus pesadillas, y era hora para que "Ashcan" Pete descubra el qué...
Pete se tumbó sobre la hierba y bajó su sombrero sobre los ojos. Por una vez, estaba esperando obtener el descanso de una buena noche.




Estaba dormido? Estaba aún soñando? Pete ya no podría decirlo...

"Aléjate! Aléjate!" Se tambaleaba hacia la noche, afectado. Con un gemido, Duke lo siguió fielmente detrás.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario